Formadores internos: cómo ser un/a rock star del aprendizaje

AUTOR: JOSEP COSIALS

Antes de que un cliente se plantee poner en marcha un taller formativo, intento averiguar qué orientación al aprendizaje y a la formación continua existe en la organización, o si, por ejemplo, los managers reconocen las acciones formativas como algo que agrega valor o simplemente como algo que está bien pero también quita tiempo a sus colaboradores. Todos estos elementos son multiplicadores de la efectividad de una formación. Hay infinitas fórmulas.

Muchas organizaciones apuestan por potenciar la formación interna, es decir, un grupo de personas de la organización se encarga de impartir sesiones formativas al resto de colaboradores. Este modelo tiene grandes ventajas: los formadores conocen al dedo el contexto, la jerga, los compañeros… la aplicabilidad es más inmediata y los contenidos están muy adaptados a lo que los asistentes podrán necesitar. También tiene inconvenientes: la falta de una nueva mirada a la realidad que los asistentes viven, por ejemplo.

Un error común es un enfoque de las sesiones pensado para transmitir conocimiento pero no para facilitar el aprendizaje.

Y no se trata de buscar culpables, al contrario, sino de reforzar la figura del formador/a para convertirlo en una rock star del aprendizaje.

Ingredientes para una formación diferente

AUTOR DEL POST: JOSEP COSIALS
GRAPHIC RECORDING: @FABADIABADENAS (@ PENTEO)

 

“el aprendizaje es experiencia, todo lo demás es información”
Albert Einstein

 

“En la escuela aprendemos la lección y luego nos someten a la prueba; en la vida, primero se nos somete a la prueba y luego, sólo si estamos atentos, aprendemos la lección”

Ernesto Yturralde

Es relativamente fácil explicar cómo el teatro facilita el trabajo de habilidades sociales y comunicativas y pone en juego nuestra educación emocional, así como el trabajo en equipo y nuestra capacidad creativa. Pero hay otras cuestiones que a menudo se nos plantean en reuniones con clientes: ¿cómo aplicamos eso al mundo empresarial y cómo utilizamos el teatro para mejorar una habilidad? Eso nos lleva a otras preguntas:

¿Cómo trabajamos el aprendizaje en Pimood? ¿Cómo se mezcla el coaching y el teatro? ¿Hablamos de coaching (esa palabra que se utiliza para todo) o realmente de coaching (el de verdad)?

image_2